Reflexiones de una voluntaria II

Hoy tengo una sensación agridulce, como casi todos los días. Entras en las redes sociales y solo ves abandono, maltrato, muerte, actos descabellados de personas sin alma, camadas tiradas a la basura, como si fueran desechos… ¿Cuándo acabará esto? ¿porqué tanto mal? ¿porqué tanto dolor?

Sin embargo, también puedes ver animales adoptados, cachorros, adultos o viejitos, a los que personas de gran corazón deciden ofrecer un huequito en sus vidas y en su hogar. Personas buenas que deciden acoger a animales abandonados a su suerte, y les buscan hogar definitivo, pero mientras les cuidan para que no estén en la calle.

 

Personas que donan su tiempo libre a ser voluntarios en protectoras de animales y en la perrera, para intentar conseguir una vida mejor a muchos de ellos…

 

También puedes ver a muchas personas desesperados por encontrar a sus mascotas perdidas o robadas por indeseables que sólo desean hacer el mal.

Yo cada vez entiendo menos a las personas, y la verdad, que prefiero estar con animales que con bestias disfrazadas de personas. Porque muchos han perdido la parte “humana”. Porque muchos no deberían existir…

Por qué traer a este mundo otra vida humana, cuando hay tanta maldad en el mundo actual… es muy duro, tal vez soy demasiado negativa… pero prefiero tener hijos perrunos que tener un hijo y que sufra todas estas miserias.

Tal vez algún día rectifique mis palabras, pero a día de hoy no puedo…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s